Este miércoles el Zamora Fútbol Club empate (2-2) ante Atlético Socopó en el estadio Rogelio Matos. Con un tanto de Yeferson Soteldo, sumado a un autogol de Jhonny Camacho, mientras que por los locales marcaron Domingo Medina y Luis Morillo.

Solo ocho minutos le bastaron al conjunto blanquinegro para irse al ataque a través de Soteldo, que desbordó por izquierda hasta centrar la esférica directo a los botines de Óscar Hernández que, cuando intentó patear, un defensor local intervino para repeler la acción. Cuatro minutos más tarde, Medina, del Atlético Socopó, se sacó un disparo de media distancia que requirió la intervención del guardameta Luis Curiel, que se valió de sus buenos reflejos para despejar el balón.

Con 25 minutos en el cronometro, una vez más el dorsal ‘30’ blanquinegro entró en carrera por todo el borde del área grande hasta ganar una falta frontal al marco rival que él mismo se encargó de ejecutar pateando fortísimo y ajustado al costado derecho del arco de César Vásquez que tuvo que exigirse hasta despejar una de las opciones más claras por parte del elenco de Francesco Stifano.

Antes de finalizar la primera mitad, Medina aprovechó un balón rifado que desvió dentro del área hasta introducirla en la valla de Curiel y sentenciar el 1-0 parcial a favor del conjunto de Socopó para irse al descanso.

Para la segunda parte, la reacción del campeón no se hizo esperar: con 58 minutos, Luis Ovalle robó un balón por izquierda hasta habilitar a Soteldo que desde un costado mandó un disparo con potencia cercano al bajante izquierdo del portero sucrense que no pudo reaccionar ante el gran remate del juvenil que significó la igualdad (1-1).

Zamora FC no descansó y continuó al asecho: a través de una jugada a balón detenido, Pedro Ramírez puso a rodar la esférica directo al área contraria en la que Jhonny Camacho intentó despejar pero terminó incrustando la redonda en su propia valla colocando de esta manera el 1-2 a favor del blanquinegro que siguió en busca de seguir aumentando el marcador con desbordes de los recién ingresados Richard Blanco y Anthony Blondell, que no pudieron ser cristalizados.

Con 15 minutos por concluir el encuentro, el verdinegro Luis Morillo se vino en carrera por la media luna del área grande hasta librarse de un defensor y, en última instancia, se ubicó frente al pórtico de la Furia Llanera y colocó la paridad de 2-2, resultado que puso cifras definitivas al encuentro.

El duelo de vuelta por los dieciseisavos de final de Copa Venezuela se jugará en el estadio Agustín Tovar ‘La Carolina’ de Barinas el próximo miércoles 27 de julio.

COMPARTIR