En la región central y al sur de Chile aproximadamente han ardido unas 129.000 hectáreas de bosque en la última semana. Tras la grave situación, la presidenta de esa nación Michelle Bachelet calificó los incendios como “el mayor desastre forestal” en la historia del país.

El territorio afectado es 20 veces superior al registrado en enero del año pasado, e incluye principalmente áreas rurales del centro del país, aseveró este lunes la presidenta Michelle Bachelet. En la región de O’Higgins, un incendio consumió más de 44.000 hectáreas, convirtiéndose en el peor de los últimos 18 años.

El país enfrenta el mayor desastre forestal de nuestra historia, pero superaremos la emergencia“, afirmó Bachelet, quien debido a los incendios decidió cancelar su viaje a República Dominicana, donde participaría de la cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Hay todavía 48 incendios activos, otros 65 siniestros fueron controlados y 36 extinguidos, que en total consumieron 129.725 hectáreas en zonas rurales sólo en la última semana en seis regiones, según un último reporte de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

Hasta el momento, los incendios de enero dejaron tres brigadistas muertos y otros tres heridos, mientras que el daño al sector agrícola y ganadero de las regiones afectadas “no ha sido significativo”, según informó Carlos Furche, ministro de Agricultura.

La emergencia llevó al gobierno a movilizar a más de 4.000 personas entre efectivos militares, bomberos voluntarios y brigadistas además de 37 aeronaves, camiones cisterna y maquinaria pesada para combatir el fuego principalmente en las regiones de O’Higgins y el Maule, en el centro del país.

Se espera que en el correr de la semana lleguen brigadistas de otros países para sumarse al combate de los incendios.

COMPARTIR