Durante la IV Reunión de Ministros de Cultura de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en la ciudad oriental de Santa Cruz, Bolivia, el Ministro del Poder Popular para la Cultura, Freddy Ñáñez, junto a representantes de 30 países debaten acerca de temas relacionados con el patrimonio tangible e intangible de cada nación.

Ñáñez indicó que la participación de Venezuela demuestra una vez más la voluntad del Gobierno Bolivariano por mantener la unidad en América Latina, reseña un boletín de prensa del ministerio para la Cultura.

“Venezuela participa en la IV Reunión de Ministros de Cultura de la Celac. Sosteniendo la unidad latinoamericana”, escribió el Ministro en su cuenta en Twitter, @Luchaalmada, luego de iniciar la reunión.

En su intervención, acerca del tema del tráfico ilícito de bienes culturales y patrimoniales, Ñáñez denunció el caso de la Piedra Kueka del pueblo Pemón de la región de Guayana. Esta piedra sagrada para la comunidad indígena fue sustraída sin permiso de Venezuela, en 1998, por el escultor alemán Wolfgang Kraker von Schwarzenfeld, y actualmente se exhibe como ornamento en el parque Tiergarten de Berlín.

Este encuentro se efectúa en paralelo a la VII Reunión de Ministros de Cultura de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP), que también se desarrolla en Bolivia.

En esta reunión el Ministro llamó a replantear las luchas de los países latinoamericanos, donde se considere la cultura como el eje transversal para consolidar las revoluciones democráticas de todo el continente, refiere el boletín.

COMPARTIR