El ataque de los poderes fácticos, económicos y mediáticos, contra Venezuela busca acabar la progresividad y universalidad del modelo de derechos humanos que existe en el país, denunció este martes la canciller de la República, Delcy Rodríguez, ante el Consejo de DDHH de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Durante la presentación del informe de Venezuela sobre derechos humanos ante la ONU, en Ginebra, la canciller recordó que se han intensificado la guerra contra el país desde que Estados Unidos lo seleccionó “como un objetivo imperial”. Una evidencia es el decreto del presidente Barack Obama, emitido en 2015 y ratificado en 2016, que declaró a la nación suramericana como una amenaza para Washington.

“Se intensifica esa arremetida contra la revolución de los derechos humanos que existe en Venezuela, y a través de un proceso de desestabilización multiforme (…) Los poderes fácticos que se resisten a la transformación de un modelo violador de los derechos humanos (el capitalismo), arremeten contra el proceso de transformación en nuestro pais”.

El Estado constitucional venezolano —explicó la canciller— definido en la Carta Magna aprobada en referéndum popular en 1999 está enlazado con la concepción universal de los derechos humanos “en cuanto a la progresividad, la interdependencia, la indivisibilidad y la universalidad”.

 AVN

COMPARTIR