Venezuela mantendrá como objetivo el impulso del diálogo en el seno del Mercado Común del Sur (Mercosur) frente a las maniobras de la Triple Alianza, integrada por Brasil, Argentina y Paraguay, que insisten en desconocer los principios fundacionales del bloque regional.

“En el Mercosur hay participación de representantes de un golpe de Estado, por ejemplo Brasil, que se han traído las malas costumbres y modales golpistas al seno del Mercosur y lo que está ocurriendo es la violación de los tratados constitutivos”, expresó la canciller durante una rueda de prensa en la Casa Amarilla, transmitida por Venezolana de Televisión.

En su encuentro con los medios, la diplomática resaltó que las diferencias presentadas son marcadas por la intolerancia política e ideológica de Argentina, Brasil y Paraguay, que se basan en una “excusa antijurídica que se está dando sobre el proceso normativo” para “destruir las instituciones del organismo”, mediante acciones como el desconocimiento del ejercicio de la presidencia pro témpore, a cargo de Venezuela.

“Hay posicionamientos políticos, de intolerancia política, de intolerancia ideológica, que pretenden desconocer al gobierno de Venezuela por su propia posición política y de esa posición se valen de artimañas antijurídicas que violentan los acuerdos constitutivos: el tratado de Asunción, el de Ouro Preto, que fueron muy claros en su normativa sobre a quién corresponde el ejercicio legítimo de la presidencia pro témpore del Mercosur”, expresó la canciller.

Ratificó, además, que la propuesta de lucha en Venezuela seguirá siendo la defensa de los movimientos sociales que integran el Mercosur, las potencialidades productivas y la identidad cultural de los países del sur.

“Vamos a defender el Mercosur, no solamente en su institucionalidad, sino en su legalidad; también a los trabajadores, a los pueblos del Mercosur, que se están viendo afectados. Es un llamado que yo le hecho a los cancilleres: siendo este un bloque regional en lo económico, en lo comercial, este tipo de arrebatos ilegales, que conforman un golpe de Estado en el seno del Mercosur, mal colocan” al organismo “en el relacionamiento externo, a nivel internacional”.

AVN

COMPARTIR