La República Bolivariana de Venezuela activó este lunes el Protocolo de Olivos para resolver la controversia en el Mercado Común del Sur (Mercosur). El representante de Venezuela ante el Mercosur, José Féliz Rivas Alvarado, indicó que el consenso permitirá avanzar en la solución de controversias basado en el respeto.

“El consenso es el centro que nos une en esa necesidad, es lo que nos permite avanzar, lento, pero basado en el respeto de Estados soberanos”, dijo Rivas durante una rueda de prensa de Montevideo, Uruguay, luego de la activación de la negociaciones contempladas en el Protocolo de Olivos.

Indicó que la Patria de Bolívar está cumpliendo con la ruta de defensa establecida para la legalidad y la tolerancia “frente a la ilegalidad, la actuación al margen de la norma que no solamente Venezuela suscribió, sino que cinco Estados decidieron consensuar”.

Rivas señaló que los países que anunciaron una posible suspensión del país en el bloque regional buscaron todos los motivos basados en calificadoras de riesgos y la estrategia infame de la Organización de Estados Americanos (OEA), a pesar de saber que eran “argumentos falaces, una especie de justificativo para justificar lo injustificable”

Mencionó que con esta decisión arbitraria se rompieron las reglas del consenso, de la institucionalidad, por lo que es fundamental sentarse para debatir los intereses comunes que mueven a los pueblos de la región a través de la cultura de enseñanza, de integración.

En este sentido, aseguró que “se ha cometido un tremendo error político con Venezuela, ¿por qué? Porque Venezuela asume este error con dignidad y pensando no solo en el Estado venezolano, si no en la integración”.

Asimismo, manifestó que siempre hay posibilidades de rectificar los errores cometidos porque lo que está en juego son los intereses de los pueblos vinculados a Mercosur, no los intereses particulares de políticos.

T/Johelcy Puentes

COMPARTIR