Los venezolanos, autoexiliados en Miami, recurren a la tecnología y por grupos de WhatsApp  se corren la voz sobre los sitios a donde pueden ir a buscar alimentos gratis para poder comer.

Muchos de los venezolanos que salen del país, lo hacen entre otras razones -según ellos-, por la inaguantable  escasez de alimentos y “la humillación” de tener que hacer colas para poder tener comida para sus hogares o recibir las bolsas de comida que entrega el Gobierno Nacional, conocida como bolsa Clap.

Sin embargo, para los coterráneos no todo es color de rosa en el Norte… y es que en Estados Unidoshan tenido que recurrir a métodos tecnológicos como la mensajería WhatsApp para poder conseguircomida y refugio para ellos y sus familias.

Desde las 2 de la madrugada, los venezolanos en Miami  comienzan el viacrucis para recibir una bolsa de comida. Deben hacer colas de hasta 5 horas, para poder recibir dicha ayuda y de allí se van hasta algún otro punto de la ciudad (que le hayan informado por los grupos de Whatsapp) donde vuelven a hacer lo mismo, en algunos casos no es sólo comida, sino también ropa, enseres y hasta muebles.

Cada vez son más los venezolanos que están en estas actividades para poder sobrevivir en el imperio, pasan sus pocas horas libres de trabajo, donde son explotados por unos pocos dólares y realizando trabajos forzosos  que jamás hubiesen querido realizar en Venezuela e irónicamente  sus jefes son cubanos que tienen cargos superiores.

Es increíble hasta dónde puede llegar el odio desenfrenado y la disociación mediática, que hace a personas salir de su país a pasar necesidades y miserias y sobre todo someter a sus hijos a estas carencias.

RM/LITV/

COMPARTIR