Un llamado a combatir el delito de opinión hizo este martes el presidente ejecutivo del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Enrique Márquez, después que uno de los militantes de ese partido, el diputado Timoteo Zambrano, fuera removido de la coordinación internacional de la autoproclamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por calificar de inaceptable las maniobras activadas en el Mercosur para expulsar a Venezuela.

“En Venezuela tiene que acabarse el delito de opinión. Por lo menos UNT no quiere un país con delito de opinión, donde se persiga a la gente por lo que piensa. Hemos hecho un llamado al cese del radicalismo de todos lados, porque allí no está la solución del futuro del país”, dijo Márquez citado en una nota de prensa de UNT, uno de los partidos que integran la MUD.

Márquez, quien también funge como primer vicepresidente del Parlamento, se solidarizó con su compañero de partido y refrendó las declaraciones que le costaron a Zambrano su salida de la vocería internacional de la MUD. “UNT no quiere que Venezuela salga del Mercosur, no lo consideramos necesario, ni bueno para Venezuela”, ratificó Márquez.

Repudió que Zambrano haya recibido amenazas de muerte por expresar una opinión. “Tiene amenazas de muerte el diputado Timoteo Zambrano, tanto por twitter, como a través de llamadas telefónicas, un radicalismo total por unas declaraciones (…) Es un hombre probo y trabajador que acompañaremos en su lucha y defenderemos de los ataques recibidos hasta ahora”.

Además, Márquez informó que Zambrano seguirá como coordinador internacional de UNT, pese a su expulsión del área internacional de la MUD.

COMPARTIR