La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) mantiene hoy la preocupación manifestada tras la victoria de Donald Trump en las recientes elecciones estadounidenses, sobre determinaciones que pueda tomar el gobernante electo con los latinoamericanos residentes en el país norteño.

 

‘Como secretaría general hemos felicitado al nuevo presidente y reconocimos que fue un triunfo dentro de la democracia’, comentó el directivo de la Unasur, Ernesto Samper, desde la sede del bloque regional, en la Mitad del Mundo.

No obstante, reiteró que la instancia persiste en su preocupación sobre aspectos planteados en la campaña que podrían afectar a la región.

¿Se va a concretar la política de migración, especialmente en lo que tiene que ver con la salida de gran cantidad de latinos por el endurecimiento de las políticas migratorias? ¿Se construirá el famoso muro con México que dividiría de manera física a las Américas? ¿Se va a continuar con el relacionamiento, la apertura y el nuevo relacionamiento de Cuba con los Estados Unidos?, cuestionó.

Asimismo, expresó otras dudas como por ejemplo si Estados Unidos mantendrá la misma postura en relación con ciertos enclaves como las Islas Malvinas (Argentina), si continuará el apoyo brindado hasta el momento al proceso de paz de Colombia, o si continuarán los tratados de libre comercio suscritos con Washington, a la luz de las manifestaciones proteccionistas.

Esos aspectos nos interesan como región, para establecer nueva forma de relación con el nuevo gobierno, advirtió.

A su juicio, Barack Obama es de los mejores presidentes de la nación norteña, en especial en los últimos años, y expresó el deseo de que continúen algunas de las líneas trazadas por el Jefe de estado saliente.

Sobre los vínculos con el nuevo gobierno, señaló: ‘Si hablamos de agenda dura como la pretensión de narcotizar la relación con Estados Unidos, que buscaba trasladarle a esta región la carga de la lucha contra las drogas, ese tipo de relaciones no nos interesan.

En cambio señaló que si se trata de mejorar los derechos humanos y el compromiso regional por el mejoramiento del cambio climático, de una relación que permita a los latinos trabajar y ser reconocidos en los Estados Unidos, ese tipo de relaciones sí nos interesan, afirmó.

lam/scm

COMPARTIR