El representante de Noruega, Dag Nylander, será el buen oficiante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para resolver la controversia territorial entre Venezuela y Guyana sobre el Esequibo.

Así lo informó el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien señaló que sostuvo un encuentro con Nylander de aproximadamente dos horas, en la que se estableció una agenda de trabajo, que será cumplida por el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, la próxima semana durante las sesiones de la Asamblea General de la ONU.

“Yo le ratifiqué los criterios históricos de Venezuela sobre el Esequibo y exploramos un conjunto de iniciativas para crear confianza entre los gobiernos y los pueblos de Guyana y Venezuela para avanzar en el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, y que rige todo el reclamo y todas las relaciones sobre la Guyana Esequiba”, expresó el jefe de Estado en transmisión conjunta de radio y televisión desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

En este sentido, puntualizó que prevé presentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para llevar las propuestas alcanzadas durante la reunión con Nylander.

Venezuela solicitó formalmente a la ONU la designación de un Buen Oficiante para mediar en el conflicto con Guyana en julio de 2015, cuando la controversia entre ambas naciones suramericanas llegó a un punto complejo, a raíz de las provocaciones de la derecha internacional que ha utilizado la disputa territorial como excusa para socavar la unidad latinoamericana y caribeña.

El Gobierno Nacional ha reiterado que mantendrá la diplomacia de paz y el respeto al derecho internacional para resolver, mediante el Acuerdo de Ginebra suscrito en 1966, la disputa sobre el Esequibo, territorio que le fue despojado a Venezuela por el imperio británico, tras el laudo arbitral dictado en 1899 en París.

AVN/

COMPARTIR