Un tribunal dominicano impuso hoy medida de coerción en contra de un pelotero panameño y tres venezolanos acusados de agredir sexualmente a seis compañeros menores de edad en la academia de los Rangers de Texas en ese país, informó EFE.

Los acusados son el panameño Guillermo Antonio Villarreal y los venezolanos Yoel Enrique Pozo Romero, Adrian Enrique Pernallete Velázquez y Rougned José Odol Sambrano, informó la Procuraduría General de la República.

Un video que se publicó en Snapchat muestra como cuatro jóvenes controlan al pelotero menor, mientras uno de ellos lo masturba.

Entre los involucrados está Rougned José Odor, hermano menor del segunda base de los Vigilantes del mismo nombre; y Yohel Pozo, prospecto del equipo en la receptoría. Ambos tienen 19 años.

La alegada víctima tiene la franela y pantalones de los Vigilantes de Texas. Según reportan medios con acceso al vídeo, es evidente que el joven está al suelo, mientras los otros lo sujetan por las extremidades, con el pene expuesto del joven, mientras otro lo masturba agarrando una toalla.

Según reporta Yahoo! El vídeo es solo uno de las denuncias de incidentes que ocurre entre jugadores venezolanos y colombianos que fueron menores de 18 años, en ese complejo. También se reportó algunos tipos de bullying en el que los mayores afeitaban las cabezas de los menores.
La Oficina del Juzgado de Atención Permanente de Santo Domingo dictó en contra de los acusado impedimento de salida y presentación periódica los días 15 y 30 de cada mes ante el Ministerio Público.

Los cuatros prospectos están acusados de delitos de asociación de malhechores, agresión y abuso sexual y psicológico en perjuicio de seis menores de 16 años de edad, integrantes del equipo de béisbol.

Los hechos ocurrieron presuntamente en octubre pasado durante una actividad denominada “novatada”, celebrada en horas de la noche, como bienvenida a los nuevos prospectos integrantes de la Liga de béisbol, que funciona en un complejo deportivo de Boca Chica, en el este de la capital dominicana.

COMPARTIR