Los transportistas caraqueños cambiaron la seña y andan encampañados con eslogan y todo: “Ajuste de tarifa ya a Bs.60”. El presidente de la Central Única de Autos Libres y Por Puesto, José Luis Montoya, reconoció que hay algunas líneas de Caracas no están de acuerdo con el aumento del pasaje aprobado para el agosto, argumentando los altos costos de mantenimiento de los vehiculos.

De acuerdo a lo que establece la Gaceta Oficial Extraordinaria N. 6.221, con fecha 17 de marzo de 2016, del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, el 1 de agosto el pasaje se ubicará en Bs 45 y el 15 de noviembre pasará a Bs 50.

Según Montoya, algunos transportistas están pidiendo que pase de 35 a 60 bolívares, con lo cual el ajuste serían Bs. 25. “Me parece algo exagerado porque estamos afectando el bolsillo de los usuarios. Pienso que nosotros lo que debemos hacer es solicitarle al Ejecutivo que nos den algún subsidio directo por movilizar a las personas de la tercera edad y estudiantes”.

Además acotó que el gremio debe buscar la manera de que el Gobierno cumpla con la promesa de otorgar unidades nuevas a las líneas de Caracas, lo que no se hace desde hace más de seis años, como ocurre con los insumos y repuestos como baterías y cauchos que requieren las organizaciones de transporte.

Por su parte, los usuarios rechazan el aumento que están solicitando los transportistas. “No es posible que otra vez nos aumenten el pasaje cuando el servicio sigue siendo deficiente”, indicó Carolina Chacón, al ser consultada al respecto.

Además señaló que no cumplen el horario del servicio. “Cuando salgo tarde del trabajo no hay camionetas, por lo tengo que tomar un pirata que me cobra hasta 100 bolívares de la avenida Sucre a Nueva Tacagua”.

COMPARTIR