Empresarios reunidos en la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) se sumaron este miércoles al paro indefinido, iniciado el pasado lunes por transportistas de granos.

Desde la Catac y la Federación de Transportadores Argentinos (FETRA) afirmaron que la medida se produce en reclamo del pago de una tarifa anual única obligatoria para el transporte de cereales.

Desde la FETRA aseguran que la acción se tomó ante el fracaso en las negociaciones por el aumento de la Tarifa de los fletes con las Entidades del Agro y la situación que atraviesa el sector por el aumento de los insumos y la “ausencia de políticas públicas que fortalezcan el desarrollo de la actividad”.

Ramón Jatip presidente de la Catac, aseguró que “no va a haber ningún camión que pueda entrar a los puertos, porque es la única solución para que se nos tenga en cuenta”.

Este miércoles hubo una fuerte represión policial en contra de los transportistas que se encontraban estacionados en los puertos San Martín y San Lorenzo en Rosario. Fueron desalojados en el primer intento con camiones hidrantes, y el segundo caso los manifestantes resistieron a la intervención.

De igual forma fuerzas del orden desactivaron en San Lorenzo un contrapiquete que encabezaron camioneros, que esperaban descargar en los puertos. En la localidad de Tostado también se produjeron cortes de rutas.

“Estábamos ahí y llegaron como cien policías de Gendarmería y de la Federal, con armas, como si fuéramos delincuentes. Fue una cosa inaudita, porque no tenemos ni una sola denuncia por nada; no cortamos nunca la ruta, no tenemos denuncias de vecinos ni de otra índole. Seguramente a un trasnochado se le antojó buscar una excusa para generar un conflicto, no lo puedo ver de otra manera”, señaló Jatip presidente de la Catac.

COMPARTIR