La diputada del Partido Socialista Unido de Venezuela, Tania Díaz, informó que mediante el recurso de interpretación, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictaminó que por el desacato constitucional de la Asamblea Nacional (AN), no puede existir un vacío jurídico, por lo tanto ahora empresas e instituciones que tengan que suscribir acuerdos internacionales, se dirigirán al Tribunal Supremo de Justicia. Además, el Poder Legislativo no podrá modificar las condiciones propuestas ni pretender el establecimiento de otras condiciones.

No se puede hablar de una disolución del parlamento, no ha habido ningún Golpe de Estado, lo que se dio fue continuidad al procedimiento que en ejercicios de sus funciones plenas tiene la Sala Constitucional del TSJ ante la actitud reiterada de la Asamblea Nacional con mayoría de derecha de desconocer el resto de los poderes, la constitución y atentar contra sus principios”, manifestó la diputada en contacto para “Mientras tanto y por si acaso“, espacio transmitido por La Radio del Sur.

Por lo tanto, para evitar que esa situación afecte el funcionamiento de otros Poderes Públicos, la Sala Constitucional del TSJ ratifica que ejercerá la facultad que le confiere la Constitución venezolana para resolver cualquier diatriba que exista entre ellos. Por tanto, asume la tarea parlamentaria mientras la AN retorna a la legalidad.

Esto en base al artículo 336 de la Carta Magna, donde se consagra la omisión legislativa, en el caso de que se produzca por acciones inconstitucionales del Parlamento (que está en desacato y, por ende, en nulidad) entonces necesariamente deberá suplirse a través del Poder Judicial.

Es decir, el TSJ está interviniendo para corregir la situación, para evitar que haya una omisión, y en atención a esta última sentencia que ha generado escándalo mediático diciendo que hubo golpe de estado en Venezuela. La CVP y otras empresas estatales, en medio de la crisis global del capitalismo requiere de asociaciones estratégicas para solventar los problemas económicos del país mediante la construcción de empresas mixtas, ante esto, la Asamblea Nacional lo que está haciendo desde el 5 de enero de 2016 en su instalación, es boicotear y sabotear los procesos que favorecerían a la mayoría de la población”, aseveró la parlamentaria.

Recordó que no es primera vez que se hace cumplimiento de dichos artículos, “el presupuesto de la nación hubo que presentarlo ante el TSJ (…) la prórroga del Estado de Excepción también, porque simplemente la AN no reconoce a los otros poderes, en Venezuela no hay vacío institucional, hay 4 poderes en pleno funcionamiento, y un solo poder, la fracción de la derecha, está en rebelión contra los poderes de la República y actuando contra la constitución”, puntualizó.

LRS/

COMPARTIR