Los canales de distribución de trigo panadero se incrementaron este año para abarcar todo el territorio nacional, informó el Superintendente Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro), Menry Fernández Pereira, en entrevista con La Pauta de Hoy de VTV.

Antes de este año, la distribución estaba en manos de 20 empresas privadas y ahora se han creado nuevos mecanismos de despacho a través de las gobernaciones y las corporaciones que el Gobierno nacional ha creado en estados como Miranda, Amazonas y Lara. Además 38 establecimientos de la Productora y Distribuidora de Alimentos (Pdval) se han sumado a la distribución que ahora llega a los 24 estados y no a 13 como ocurría cuando los despachos eran realizados sólo por el sector privado.

“Implementamos un plan para la democratización de este rubro”, destacó Fernández, al tiempo que indicó que el objetivo es municipalizar la distribución para abarcar un mayor número de panaderías.

En Venezuela es el Estado el que importa el trigo panadero que no se produce en el país por razones climáticas.

El Estado lo importa con divisas preferenciales, lo entrega a las ocho empresas privadas que lo procesan y éstas, antes de la democratización, lo entregaban a través de intermediarios a sus 20 distribuidoras que luego despachaban a 13 estados del país, con precios superiores al de importación, explicó Fernández.

Sunagro ordenó estos procesos para contrarrestar el boicot dentro de la guerra económica, en vista de que, de acuerdo al mapa agroindustrial de Venezuela, el 80% de la capacidad instalada y el 90% de los canales de distribución están en manos del sector privado.

Inspección a silos

Informó Fernández que Sunagro efectuó en septiembre pasado un plan especial de 154 visitas en 12 días a todos los silos del país.

Allí se detectó que había lotes de maíz amarillo, blanco y arroz acaparados desde 2013 y 2014, por lo cual se ordenó enviar ese cargamento a empresas productoras para su procesamiento.

“En este momento cuando se está recibiendo la cosecha tenemos 47 fiscales en el estado Portuguesa para evitar distorsiones como acaparamiento por parte de asociaciones de productores privados”.

Tienen registro, hasta ahora, de 220.000 toneladas de cereales en inventario para su procesamiento.

Por otra parte, Fernández Pereira mencionó que han sido cerradas 789 empaquetadoras ubicadas en la frontera de Venezuela con Colombia tras detectarse que servían de plataforma para el contrabando de alimentos.

Recalcó que estos mecanismos han permitido estabilizar y proteger el sistema agroalimentario nacional con apoyo de las Zonas de Defensa Integral (Zodi) en los estados Zulia y Táchira para combatir la especulación y el acaparamiento.

Asimismo, comentó que han hecho énfasis en la simplificación y control de los procesos de descargue de la materia prima en los puertos del país.

COMPARTIR