Autoridades del Gobierno Bolivariano detuvieron a Nixon Leal Toro, vinculado al partido Primero Justicia, quien dirigía células armadas que operaban en la Gran Caracas, indicó el vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami.

A pesar de su cara de párvulo inocentón, el ministro Reverol presentó audios con conversaciones de miembros de dichas célula que revelan planes de ataques a unidades militares y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

El Aissami indicó que uno de los blancos era la base área Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas, instalación militar que ha sido asediada en las últimas semanas.

Los miembros de este grupo criminal recibían entrenamiento de insurrección urbana y contaban con fusiles automáticos, granadas, municiones, artefactos explosivos, bombas lacrimógenas y cohetes.

La banda delictiva desmantelada este lunes en Cota 905, Caracas, estaba vinculada a la célula armada, informó el vicepresidente.

CEMD/

COMPARTIR