El  jefe de la bancada de la Unidad, diputado Stalin González, reconoció que la Asamblea Nacional se encontraba en desacato y  que “se acabó”  tal desacato “Hoy se cierra un ciclo con la desincorporación de los diputados del estado Amazonas, ahora queda en manos del Gobierno”, sentenció.

Dijo que esperan que el presidente de la República Nicolás Maduro Moros, no siga evadiendo las responsabilidades de discutir en el Parlamento porque, a su juicio, los 14 de millones de venezolanos que votaron por la actual Asamblea, quieren y esperan un cambio en el país.

“Desde aquí hemos seguido trabajando, hemos hecho leyes, informes y debates, esperamos que el Gobierno reconozca la voluntad del pueblo expresada en los comicios del pasado 6 de diciembre de 2015”, argumentó González.

Así mismo indicó que los artículos  232 y 233 de la Carta Magna son muy claros, y expresan los deberes del Presidente de la República, en generar el bienestar social de cada uno de los venezolanos.

 “Hoy eso no está garantizado, aquí vivimos inseguridad, el dinero no nos alcanza, ningún servicio público funciona y bajo esa doctrina es que hoy el Parlamento Nacional decretó el abandono de cargo de Nicolás Maduro”, precisó.

Por otra parte, indicó que lo que se busca es que haya elecciones y se dé el cronograma para los comicios de gobernadores y alcaldes. “Una de nuestra propuesta es buscar una salida constitucional”.

Además manifestó que el presidente Maduro está obligado a rendir cuentas en el ente legislativo. “Esperemos que venga, porque si no estaría sumando una más fuera de la Constitución”.

Con respecto a la abstención del voto por parte de los diputados del partido Avanzada Progresista agregó que “cuando no se cumple con la palabra y el acuerdo, lo que queda es la desconfianza de nuestros compañeros”.

“Quedará en manos de quienes tomaron esa decisión e irrumpieron un acuerdo de la Unidad, lo importante es que nosotros seguimos trabajando en conjunto porque es la única manera de salir de esto”, apuntó González.

AN/DF

COMPARTIR