El Servicio  de Inteligencia Bolivariana (Sebin) entregó una citación, este martes, al alcalde del Municipio Sucre, Carlos Ocariz, para que se presente en la sede del organismo del Estado ubicada en Plaza Venezuela.

Y entonces ni corto ni perezoso sale el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, sin más información que el peplito de la citación, a armar tremenda tramoya:

“Quieren desarticular nuestros preparativos poniendo preso a nuestro jefe de comando de campaña, Carlos Ocariz”, expresó en rueda de prensa.

Ramos Allup continuó su denuncia de supuestos: que los dirigentes de la oposición que han sido detenidos recientemente, están siendo juzgados en la jurisdicción militar, lo que a su criterio es una violación al debido proceso.

COMPARTIR