El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reafirmó que el acuerdo de paz sostenido con las Fuerzas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), no desembocará en actos de impunidad.

“Quienes hablan de una paz con impunidad no están diciendo la verdad. Los responsables de hechos violentos serán investigados y juzgados por la justicia transicional”, aseguró Santos, durante el lanzamiento del Plan Paz Córdoba.

Desde Montería, el mandatario señaló que el acuerdo está “completamente blindado” y dejó claro que todo lo pactado en La Habana (sede de las negociaciones), será sometido al dictamen del Congreso, del pueblo en el plebiscito y revisado por la Corte Constitucional.

“Todo se hizo dentro de la ley, dentro de la Constitución. Es un acuerdo que negocia el Ejecutivo, que aprueba el Congreso y que pasa por revisión de la Corte Constitucional. Además será refrendado por el pueblo colombiano en el plebiscito”, apuntó.

Igualmente, Santos llamó a la ciudadanía a salir a votar el próximo 2 de octubre en el plebiscito, para así aprovechar la oportunidad de crear un futuro promisorio para las nuevas generaciones.

“El 2 de octubre deben ir a votar en familia, para que podamos construir una paz que es de todos. Aprovechen esa oportunidad para lograr un mejor país para sus hijos y nietos”, exhortó.

Al asistir a la Asamblea de Madres Líderes del Programa “Más Familias en Acción”, el jefe de Estado explicó que la paz permitirá destinar los recursos de la guerra a inversiones en materia de salud y educación.

Para el Gobierno, “la paz es prioridad, y al lado de la paz está la lucha contra la pobreza, por la equidad y por una mejor educación”, dijo.

En contexto

Luego de más de cinco décadas de conflicto armado y casi seis años de negociaciones, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC-EP firmarán oficialmente la paz el próximo 26 de septiembre en Cartagena de Indias.

El acuerdo de paz debe ser antes aprobado por los colombianos en un plebiscito convocado para el 2 de octubre.

COMPARTIR