Rusia negó hoy la existencia de un peligro de enfrentamiento directo en Siria con fuerzas estadounidenses, luego de la suspensión de las negociaciones entre ambas partes para buscar soluciones al conflicto en el país levantino.

 

Entre las dos naciones existe un arreglo para evitar un choque armado, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, en un programa de la televisión capitalina.

Pero la situación es mucho más complicada, porque se trata de un terrorismo que después puede llegar a toda la región, a Europa e incluso a Estados Unidos, pues eso ya lo hemos visto antes, comentó.

Una hipotética confrontación de Estados Unidos y Rusia sería un retroceso notable en la búsqueda de una solución negociada al diferendo sirio, consideró la vocera oficial.

Washington cambia mucho de parecer y posiciones, primero dijeron que era importante continuar el diálogo con Moscú para una salida a la crisis siria, y apenas unos días después anuncia que rompe toda negociación con nosotros en ese sentido, apuntó.

Medios de prensa locales se hicieron eco de anuncios filtrados a la prensa sobre la posible presentación a la Casa Blanca y el Congreso norteamericano de un plan para una agresión militar directa contra Siria.

Las filtraciones citadas aquí se refieren, además, a un análisis previo del citado plan por parte de la Agencia Central de Inteligencia, el Estado Mayor Conjunto y otros órganos de poder, aunque ello carece de confirmación oficial.

Rusia demandó a Estados Unidos aplicar lo establecido en cinco acuerdos pactados el pasado 9 de septiembre en Ginebra, incluidas las acciones contra Al Nusra o su nueva versión y el movimiento terrorista Estado Islámico.

En lugar de cumplir con lo establecido, incluida la presión sobre la llamada oposición moderada para un fin de las acciones bélicas, Estados Unidos acusó a Rusia de ser el responsable del auge de la violencia en Siria.

lam/To

COMPARTIR