Caracas, 15 Sep 2017 (DF).- El gobierno de Moscú consideró este viernes como “contraproducente” la iniciativa del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, para la creación de una comisión de investigación de violaciones de derechos humanos en Venezuela.

“Esa es la opinión personal del alto comisionado (…) que es absolutamente contraproducente porque no se apoya en los procedimientos del Consejo de Derechos Humanos y otros órganos de la ONU para la recogida de la información”, dijo el director del departamento de América Latina de la Cancillería rusa, Alexandr Schetinin.

Según el diplomático, la propuesta de Zeid no contribuye a “apaciguar y solucionar la difícil situación que se está viviendo en Venezuela“.

Schetinin recordó que la postura de Moscú en relación a los acontecimientos en Venezuela es “inequívoca y consecuente”.

“Abogamos por el diálogo político interno. Creemos que los venezolanos deben hallar ellos mismos una solución a sus problemas con ayuda del diálogo y el respeto incondicional de la legislación nacional”, subrayó.

En cuanto al papel de la comunidad internacional, este debe ceñirse a la búsqueda de soluciones de la crisis “sin injerencia destructiva” en los asuntos internos del país, agregó.

Zeid dijo esta semana durante una alocución ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que la represión ejercida por el gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, contra las protestas antigubernamentales entre los meses de abril y julio podría constituir “crímenes contra la humanidad” y pidió una investigación internacional independiente para aclarar lo ocurrido.

EFEYL

COMPARTIR