Con el objetivo de fortalecer la Agenda Cultural Bolivariana, la compañía española de Flamenco David Morales homenajeó al poeta granadino Federico García Lorca, con el espectáculo “Lorca, Muerto de Amor”, la noche del pasado miércoles en el Teatro Orlando Araujo, del municipio Barinas.

A través de la Misión Cultura Corazón Adentro, ministerio del poder popular para la Cultura, Instituto Autónomo de la cultura del estado Barinas, Fundacultura, Casa del ALBA y del Centro Nacional de Teatro, el público barinés pudo disfrutar, de forma gratuita, de este espectáculo basado en el libro de Manuel Francisco Reina “Los amores oscuros”, en el que el autor saca a la luz la historia de amor entre Federico García Lorca y Juan Ramírez de Lucas, con cartas y poemas inéditos del poeta granadino.

Desde el Teatro Orlando Araujo, David Morales señaló estar contento de compartir este espectáculo en la cuna de la Revolución y destacó el apoyo que sostiene el gobierno revolucionario en materia de inversión cultural, al considerar que un país sin cultura impide la identificación e igualdad de los conciudadanos.

Sobre la obra, mencionó que se trata de una propuesta bastante reivindicativa que se materializó con el descubrimiento de una carta de amor realizada por el poeta; “algo que en este momento es muy acorde para conmemorar los 80 años del asesinato del literario, pues se aborda un momento político difícil de la Guerra Civil española, que a través de la música puede ser contextualizada y digerida de una manera sutil y aleccionadora”, agregó.

UN EQUIPO

Once protagonistas en escena, bajo la dirección del madrileño Juan Estelrich, se encargaron de revelar, dentro de un lenguaje coreográfico, melodías de cantos, guitarra, violín y percusión, la última y desconocida relación amorosa que tuvo el reconocido literario con Juan Ramírez de Lucas, la cual pudo ser la razón por la que no huyó de España, a pesar de saber que su vida corría serio peligro.

En las tablas dominaron también la danza contemporánea, los audiovisuales en blanco y negro del director, quien tiene en su haber numerosos largometrajes y experiencia en el sector cinematográfico, esto sin obviar la acertada musicalización a cargo de Daniel Cesares, compositor y guitarrista español. P/GB

COMPARTIR