Como resultado de un arduo trabajo llevado a cabo por la empresa MEDITROM, asignada por el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), esta semana fueron rehabilitadas 20 incubadoras en el Hospital Dr. Luis Razetti de Barinas.

El jefe de electromedicina en la institución, José Avilé, informó que estos equipos se encuentran operativos en la emergencia pediátrica, sala de parto y el retén neonatal del segundo piso.

Una incubadora para bebés no es más que una cámara cerrada de material transparente con calefacción y algunas ventanas para manipular al paciente, así como sistemas de monitoreo que permiten el seguimiento del peso, respiración y otros indicadores.

En este recinto las incubadoras están distribuidas en 3 ambientes: Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrica y Neonatal (UCIPN), Cuidados Intermedios y Cuidados Mínimos para la estadía y tratamiento de los menores.

De acuerdo al jefe de neonatología en el nosocomio, Harry Sánchez, cuentan con un equipo de pediatras, neonatólogos, residentes, enfermeros y estudiantes.

Insistió en que las patologías que más se presentan son: asfixia, dificultad respiratoria, infecciones, prematuridad e ictericia.

Señaló que para prevenir este tipo de complicaciones es ideal que el embarazo se produzca después de los 19 años, buen control prenatal y una atención durante los primeros días cargada de calor, amor y leche materna.

El Dr. Sánchez puntualizó que tanto los nacidos por parto natural como por cesárea cuentan con el acompañamiento de personal de este servicio, a fin de cumplir el protocolo correspondiente o maniobra de reanimación si se requiere, situación que se presenta en menos del 10% de los casos.

PDRS

COMPARTIR