El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, publicó a través de su cuenta Twitter @hramosallup, la citación enviada al presidente, Nicolás Maduro para asistir el próximo martes 1 de noviembre a las 3:00pm, ante la presunta responsabilidad política que tendría el mandatario nacional, por “la ruptura del orden constitucional y democrático, así como la devastación de la bases económicas y sociales de la Nación”.

La misiva fue escrita en tono formal como corresponde a la intención de la misma así como el destinatario: la máxima autoridad de la República bolivariana de Venezuela.

La acusación según el remitente se basa en los artículos 187 y 222 de la Constitución e informa que los derechos del mandatario nacional quedan a salvo, según lo dispuesto en la Carta Magna. 

Asimismo, el comunicado sostiene que el jefe de Estado podrá acudir al llamado, “con las personas que estime conveniente, a los fines de exponer los alegatos y razones que considere pertinente”.

En contraste con la formalidad de la carta en cuestión, al presidente de la Asamblea Nacional se volaron los tapones y se le fue el yoyo en la cuenta de Twitter. En la red social, el parlamentario habló para las audiencias, y con un lenguaje altisonante volvió a sus andadas y se torno desafiante e irrespetuoso.

COMPARTIR