Jóvenes, mujeres, hombres e incluso adultos mayores y representantes de distintos sectores, como la sexo diversidad, se movilizaron a la sede de la Asamblea Nacional para rechazar el documento que promueve el desconocimiento de la institucionalidad del país, aprobado por la derecha, hoy mayoría en el Parlamento.

La oposición venezolana, que tiene mayoría parlamentaria, declaró este domingo una “ruptura del orden constitucional”, luego que el Consejo Nacional Electoral (CNE) resolviera suspender temporalmente la recolección del 1 por ciento de las firmas para activar el referendo revocatorio, por las irregularidades que detectaron varios tribunales penales.

También discutieron un acuerdo para la destitución del presidente constitucional, bajo el argumento de abandono del cargo por su gira de trabajo a países Opep y no Opep, sin permiso de dicho parlamento.



El presidente del parlamento, Henry Ramos Allup, que se encuentra en desacato al TSJ por incumplir decisiones del Poder Judicial, aseguró que emprenderá un “juicio político” al presidente Nicolás Maduro y emitió una resolución para la sutitución irregular de las autoridades de los poderes electoral y judicial.

Los diputados socialistas convocaron a una concentración el próximo martes en la avenida Libertador para marchar hasta el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno) para recibir al presidente Maduro de su regreso de la gira por medio oriente que tiene por objetivo el incremento de los precios del petróleo.

“Lo que hizo hoy la Mud (denominada Mesa de la Unidad Democrática) fue una payasada muy grave tratan de dar un golpe parlamentario, pero no lo lograrán. La historia parece cíclica, el pueblo sabe defender la Revolución Bolivariana (…) Pueblo en la calle movilizado, a defender la Patria”, enfatizó el diputado socialista Elías Jaua.

AVN/TS/

COMPARTIR