El pueblo patriota y comprometido con la Revolución Bolivariana, quince años después del golpe de Estado del 11 de abril del año 2002 contra el líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez, mantiene firme su voluntad de seguir apoyando al Gobierno Bolivariano y defender la paz y la soberanía del país.

En un encuentro, que se realizó ayer en el Puente Llaguno, se rindió tributo a los mártires de esa fecha, quienes murieron producto de una emboscada perpetrada por partidos de ultraderecha.

El tricolor venezolano se mantuvo presente en la concentración, exaltando el sentimiento patrio y chavista, en medio de una celebración litúrgica a partir de las 10:30 am que ofreció el Padre Numa Molina a los presentes.

“Tenemos que seguir apostando a la vida”, expresó el Padre e instó a los venezolanos a la reflexión profunda de lo que significó ese momento, que calificó como nefasto.

“Hoy tenemos que apostar para que estos 15 años sean la siembra definitiva de la paz y el diálogo.

Hemos vivido todos estos años de agresiones, pretendiendo que por medio de la violencia se van a resolver los problemas del país”, dijo y aseguró que los conflictos del país se resolverán por el camino de la paz, con justicia y que debe iniciarse con el reconocimiento de la culpa de cada sector.

“No hemos llegado al diálogo porque hay perdones que no se han pedido. Desde la propia iglesia tenemos que pedir perdón”, destacó el Padre.

Por su parte, Ramón Álvarez, vecino de Guarenas, expresó durante la liturgia que el pueblo chavista sabe lo que tiene que hacer para buscar la tranquilidad del país.

“Lo que he visto es que lo que hacen (la derecha) es destruir las propiedades que están a cargo del Estado, mientras que nosotros estamos trabajando, movilizándonos tranquilos, alegres y conmemorando las fechas que nos han hecho crecer como hijos de Chávez”, acotó Álvarez.

Mientras que Lucelia Ramírez, habitante de la parroquia La Vega, expresó que “seguimos al lado del presidente Nicolás Maduro y defendiendo los ideales de Chávez. Tenemos que estar unidos, en lucha, batalla y victoria. La victoria está garantizada, pero tenemos que combatir por ella”.

Ramírez manifestó que el verdadero revolucionario debe estar en la calle para garantizar la armonía de la ciudad.

Los familiares de las víctimas del 11 de abril, llenos de lutos y con mucho sentimiento expresaron que no es una tarea fácil aceptar la desaparición de sus familiares más cercanos, como esposos e hijos, en manos de la oposición del país.

Norma Yos, madre del fallecido Gersi Rodríguez, dijo que solo pide justicia a Dios y también manifestó con lágrimas en sus ojos que el pueblo venezolano debe permanecer alerta ante las acciones violentas que enlutan únicamente a las familias venezolanas.

“Es difícil hablar de la muerte de mi hijo, no tengo palabras para describir lo que siento, aún después de 15 años”, expresó.

 

PAZ EN SEMANA SANTA

Al culminar la ceremonia, la jefa de Gobierno del Distrito Capital, Carolina Cestari, expresó, ante los familiares de las víctimas de los pasados hechos violentos, que el Gobierno Bolivariano continúa luchando al lado del pueblo que no se rinde, al tiempo que aseguró que la paz debe reinar en el país.

“Le decimos a la derecha apátrida que se pongan las pilas con nosotros, porque no vamos a permitir que sigan destruyendo nuestros espacios. Continuamos en pie de lucha”, subrayó Cestari y además agregó que el pueblo no se va a dejar quitar sus tradiciones, refiriéndose a la Semana Santa, la cual está desarrollándose con normalidad.

Asimismo, recordó los hechos golpistas del año 2002 e instó al Poder Popular a mantenerse en las calles o plazas movilizados y activos para defender la Revolución en familia y demostrando que, aunque la oposición quiera poner al pueblo a pasar necesidades, los patriotas deben continuar llenando de alegrías los espacios de la ciudad.

Esmeralda Bolívar, residente de Guarenas, aseguró que la derecha opositora, la cual calificó como golpista, debe dejar tranquilo al pueblo del Comandante Hugo Chávez.

“No queremos que venga ninguna intervención norteamericana, porque el Comandante nos enseñó a resolver nuestros problemas y estamos completos, no necesitamos que nadie venga a meter sus narices porque Venezuela no se mete en los asuntos internos de ningún país”, dijo Bolívar.

NO HAY PASO PARA INJERENCIAS

El ministro de Pesca y Acuicultura, Gilberto Pinto, aseguró, durante la concentración, que mientras la oposición busca arrebatarle al pueblo, a través de un show, el espíritu de fe que une a los venezolanos, el pueblo patriota respeta la memoria histórica de los héroes que cayeron en defensa de la Patria y que además no aceptará injerencias extranjeras.

“Nosotros estamos decididos a no aceptar ningún tipo de dominación extrajera. Los pescadores y acuicultores del país decimos también que aquí se va a respetar el hilo constitucional y que además, confiamos en los poderes que están a cargo de la democracia participativa y protagónica”, dijo el ministro.

Además, Pinto aseguró que los violentos están y estarán aislados del proceso revolucionario y manifestó el compromiso del Gobierno Nacional de garantizar la paz dentro del país.

DEFENSA DE LA REVOLUCIÓN

Por su parte, Elías Jaua, ministro para la Educación, aseguró que después de 15 años se encuentran enfrentando a los golpistas y los métodos de ese entonces, los cuales fueron derrotados debido al empeño del pueblo chavista.

“Podemos decirles que la gran diferencia de hace 15 años es que tenemos más conciencia y claridad de quién tenemos en frente: unos golpistas, terroristas e imperialistas, quienes nos engañan y se disfrazan en todos los niveles”, subrayó Jaua.

Destacó que la Revolución cuenta con el Poder Popular organizado, así como la milicia, movimientos sociales y organizaciones políticas fortalecidas.

Libertad Velasco, presidenta de la Fundación Misión Sucre, aseguró que el pueblo ha aprendido a defender la Revolución, así como a privilegiar las armas de la conciencia y del conocimiento.

“Venimos a retomar la historia de nuestros mártires para construir las anclas de la Revolución. No podrán con la tropa de Hugo Chávez, porque estamos despiertos y vivos defendiendo la paz, que no es una paz tonta, ni de bobos, es de gente consciente y con razones para vencer”, dijo Velasco.

Asimismo, el M/G Gabriel Oviedo, vicepresidente de la Fundación Movimiento por la Paz y la Vida, expresó que las acciones golpistas del 11 de abril no volverán, debido a que el pueblo tomó conciencia de lo que significa que la derecha opositora tome el poder del país.

“Gracias a dios pudimos conocer la verdad de lo que aconteció en aquel momento. Estamos conscientes de las acciones de la Policía Metropolitana, la cual la prepararon y la misionaron para que les dispararan al pueblo. No podemos olvidar a los valientes hombres que nos defendieron ante ese ataque”, dijo.

CCCS/IFF/MC

 

COMPARTIR