El pueblo trabajador de Barinas no acató el llamado a paro de la derecha y salió a laborar de forma masiva y en paz.

Las Santamaría del centro de la ciudad de Barinas, así como de las capitales de los municipios de la entidad, estuvieron abiertas durante todo el día de ayer, siendo ésta una muestra del fracaso de la oposición venezolana, la cual, como es evidente, no cuenta con el pueblo suficiente para poder ejecutar sus planes desestabilizadores.

En Barinas el transporte público laboró con total normalidad, y por ende, los barineses pudieron movilizarse sin ningún contratiempo hacia sus sitios de trabajo, fortaleciendo de esta manera el aparato productivo del país.

Las escuelas y liceos permanecieron abiertos y llenos de los alumnos, un fracaso más para la derecha y para los sindicatos opositores de la educación, quienes se han empeñado a violar el derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes de la patria.

Edgar Reyes, presidente de la Cámara de Comercio de la entidad, señaló que la actividad comercial en Barinas fue de 100%, lo mismo ocurrió con la economía informal, cuyos representantes, entre ellos Edgar Bolívar, comentaron que los buhoneros laboraron con total normalidad.

De esta manera se demuestra que la derecha golpista carece de pueblo, y que los llamados a la desestabilización no tienen poder de convocatoria, pues en Barinas existe gente que vela por la paz y la armonía.

COMPARTIR