El ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Roberto Mirabal, señaló este martes que se estima que el desarrollo de proyectos de pequeña minería aporten a la nación 3.500 millones de dólares al año.

“Yo estoy seguro, no estoy especulando, que nuestros mineros podrían aportar más de 3.500 millones de dólares al año”, aseguró en el programa Dando y Dando, transmitido por Radio Nacional de Venezuela (RNV).

Destacó que el desarrollo minero ecológico Venezuela ha sido receptor de múltiples inversiones provenientes de todos los continentes en el Arco Minero del Orinoco, en el estado Bolívar, gracias a las labores de integración promovidas por la Revolución Bolivariana.

Los pequeños mineros que desde hace más de 40 años se dedican a esta actividad en el estado Bolívar están incluidos en un plan integral que les permitirá mejorar su calidad de vida, y que forma parte del proyecto de la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, donde el Estado venezolano ha establecido alianzas con varios países para impulsar la extracción e industrialización de los recursos minerales que posee esta área ubicada al sur del país.

Este plan—que forma parte del desarrollo del motor minero de la Agenda Económica Bolivariana—contempla la menor intervención posible de la naturaleza, así como la reinversión de recursos devengados por las actividades mineras en las propias comunidades, a través de la construcción de viviendas, centros de salud, escuelas y seguridad social.

Durante su participación en el espacio radial, Mirabal calificó como un logro importante la reincorporación de Venezuela, tras ocho años de ausencia, al Sistema de Certificación del Proceso Kimberley, un protocolo de control de exportaciones que permite comercializar legalmente los diamantes en el mercado internacional.

“Cuando Venezuela entra en el Proceso Kimberley como miembro pleno, con votación unánime de todos los países del mundo, se le reconoce que su modelo de desarrollo minero es soportable y tiene legitimidad”, dijo.

Venezuela perteneció al Proceso Kimberley hasta el 2008, año en el cual se retiró para colocar en orden sus cifras de producción. Desde el 2014 Venezuela había duplicado esfuerzos para reintegrarse al proceso Kimberley, acción que se concretó en noviembre por votación unánime de los miembros.

Fuente/AVN

COMPARTIR