Este domingo estaban convocados cerca de 33 millones de brasileños para elegir en segunda vuelta a los alcaldes y concejales de 57 ciudades del país, entre ellas Río de Janeiro.

Los colegios electorales abrieron a las ocho de la mañana y cerraron a las cinco de la tarde, hora local, además el proceso electoral se dio en medio de protestas estudiantiles contra la política educativa del presidente de facto Michel Temer, y resultaron detenidas 48 personas por violar las leyes electorales.

Debido a la extensión de su territorio, Brasil cuenta con diferentes husos horarios, por los colegios de algunas localidades, como Manaos, capital del estado Amazonia, cerrarán a las siete de la noche, hora local, indica la agencia EFE.

En la primera vuelta, realizada el pasado 2 de octubre, ningún candidato obtuvo más de 50% de los votos válidos. En el caso de la Alcaldía de Río de Janeiro la disputa se da entre el conservador Marcelo Crivella, que cuenta con una intención de voto de 43%, y el progresista Marcelo Freixo, con 37%, de acuerdo a los últimos sondeos citados por Telesur.

La primera vuelta de las elecciones en la antigua capital de Brasil dejó fuera de la carrera a Pedro Paulo Carvalho Teixeira, candidato por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Temer.

AVN/

COMPARTIR