Unas 300 personas se reunieron este domingo en un parque de Brooklyn para protestar contra un grafiti con forma de esvástica que apareció en el área de juegos para niños de ese lugar.

El grupo de manifestantes, entre quienes se encontraba el cantante de la banda Beastie Boys, Adam Horovitz, denunció también un aumento de los crímenes de odio desde la victoria de Donald Trump.

El parque lleva el nombre de Adam Yauch, en homenaje al bajista de esa banda, militante de derechos humanos muerto por un cáncer en 2012.

El grupo, fundado por tres jóvenes judíos, se disolvió luego de la muerte de Yauch.

El graffiti fue descubierto en el área de juegos para chicos del parque y rápidamente borrado el mismo viernes a la tarde.

Desde entonces, el lugar fue cubierto con flores, mensajes y banderas tibetanas en memoria de Yauch, adepto al budismo.

Este tipo de actos inspirados por el odio se multiplicó en Estados Unidos desde la elección de Donald Trump, según el observatorio de extremismo Southern Poverty Law Center. Agencias

COMPARTIR