La señora Maritza Ortega busca acuciosamente en el anaquel. Hay de todo: crema para peinar y para el cuerpo, colonias de diferentes marcas y colores, aceite mineral hidratante, talco, tratamientos intensivos faciales, gel antibacterial, menos lo que ella necesita: champú. Sus ojos recorren una y otra vez el espacio, hasta que otra mujer, quien también se encuentra en la búsqueda de productos de higiene personal, la orienta a tomar uno de los frascos cuya etiqueta dice: ‘pre-tratamiento para el cabello’. Ipso facto, la doña toma el producto y cancela una suma de Bs 4.990 por 400 mililitros de champú común y corriente.

Lo anterior describe una de las escenas que a diario deben superar caraqueños en distintos comercios de la ciudad, donde productores y distribuidores de champú y enjuagues para el cabello se han dado a la tarea de utilizar eufemismos en los empaques de estos productos para encarecer su precio.

En un comercio localizado en la avenida Lecuna, de nombre Almacenes El Consorte, expenden el frasco de champú con el nombre ‘pre-tratamiento de queratina’ de 360 mililitros, a un precio de Bs.3 mil 750.
Otra marca del producto de la misma cantidad es vendido por Bs 5 mil 200 en dicho establecimiento comercial.

Media cuadra más adelante de ese centro de expendio se encuentra una conocida perfumería de nombre Casa Romi, donde la presentación más económica del producto, así como de enjuague, son vendidas bajo las denominaciones ‘pre- tratamiento reestructurante’ y ‘post-tratamiento capilar’, con un precio de Bs. 2 mil 700.

Mariana Castro, habitante de la parroquia Altagracia, se quejó de los altos precios del producto.

“Es injusto que tengamos que pagar tanto por un champú o enjuague, los cuales son artículos de primera necesidad.

Otra variante utilizada por los productores y distribuidores de champú es la de vender esta mercancía bajo el nombre de ‘gel de ducha para cuerpo y cabello’.

Los productos de la marca Farmatodo, son un claro ejemplo de esto. La presentación de 200 mililitros para niños, por ejemplo, es vendida por 3 mil 400 bolívares. Aunque tiene la misma composición de un champú infantil común, no tiene este nombre, sino el de gel de ducha, por lo cual es expendido con sobreprecio.

Con el enjuague o acondicionador sucede lo mismo, el cual es vendido de igual modo, a Bs 4.740, pero con el nombre de ‘spray desenredante’.

poca oferta de productos regulados

Gabriela Rivas, habitante de la parroquia El Recreo, quien habitualmente compra en el Farmatodo ubicado en Sabana Grande, se quejó de la poca oferta de champú regulado en el establecimiento.

“Tengo varios meses que no veo que estén vendiendo champú económico, antes llegaba, uno hacía la cola y lo llevaba, ahora no”, manifestó.

Lismar Perozo, también lugareña, dijo: “Yo compro aquí y en el Farmatodo que está en Chacao y desde hace meses solo ha llegado champú Head and Shoulder a un precio de Bs 3.400 la presentación de 400 ml”.
El producto, al igual que el enjuague para el cabello, son artículos regulados por la Superintendencia de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), con el fin de proteger la economía del venezolano, la cual se ha visto afectada por la guerra no convencional.

En las tiendas Locatel ubicadas en Propatria, parroquia Sucre y en La Candelaria parroquia homónima, tampoco se consiguen las presentaciones reguladas del producto, según refirieron algunos usuarios durante un recorrido realizado por Ciudad CCS.

La Providencia 039-2014 emitida por la Sundde establece que el frasco de 10 mililitros de champú debe costar Bs. 0,83; el de 400 mililitros, debe tener un valor de Bs. 432,96 bs; mientras que el de 384 mililitros debe ser vendido por Bs 31,64.

La presentación de 3,785 litros debe tener un valor de Bs. 264,55 para el público.

Los precios de los enjuagues para el cabello están regulados según la providencia 054-2014 .

En el documento se establece un precio máximo de venta de Bs 0,76 para el enjuague de cabello de 10 mililitros, mientras que la presentación de 1,1 litros, debe costar Bs. 83,87.

OFERTAS ENGAÑOSAS

La estrategia utilizada por parte de los distintos productores y distribuidores de champú y enjuague para el cabello puede ser considerada como una oferta engañosa, de acuerdo con la Ley Orgánica de Precios Justos. Este instrumento legal acarrea multas entre las 200 a 20 mil unidades tributarias a quienes: “impidan a las personas el suministro de información suficiente, oportuna y veraz sobre los bienes y servicios puestos a su disposición, con especificación de los datos de interés inherentes a su elaboración, prestación, composición y contraindicaciones, que sean necesarias”.

La venta de estos productos con sobreprecio, de igual modo, constituye un delito de especulación, el cual se encuentra tipificado en la referida Ley en el artículo 51 y acarrea sanciones por vía judicial con prisión de ocho a diez años para el infractor.

LG/CCCS

COMPARTIR