El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ratificó este domingo su disposición al diálogo con todos los sectores, para preservar la paz y tranquilidad del país.

“Yo ratifico toda mi voluntad para un diálogo sincero sin condiciones y que continúen las conversaciones sobre diversos temas necesarios para el país; y le hago un llamado a la oposición para que abandone el camino de la violencia, la conspiración, del golpismo, el intervencionismo, que se acoja a la palabra, al diálogo y que cesen su planes fracasados que le hacen daño al país”, manifestó el mandatario nacional durante una alocución desde el Palacio de Miraflores.

Indicó que “el diálogo es el camino a través del cual se puede construir una palabra común, intereses comunes y es la única vía civilizada que conoce la humanidad, el diálogo para conseguir la paz”.

Aseveró que Venezuela no será un país intervenido, monitoreado, ni tutorerado. “Venezuela seguirá su rumbo de país autónomo, independiente, soberano y su camino propio de paz con nuestro propio modelo; los problemas de los venezolanos tenemos que resolverlos solo nosotros, que nadie se meta en los asuntos de Venezuela que nosotros no nos metemos en los asuntos de nadie en este mundo”, enfatizó.

En ese sentido, puso como ejemplo las intervenciones por países imperialistas como Irak, Afganistán y Libia.

Reiteró que es necesario entablar el diálogo con todos los sectores y conseguir puntos en común que le permitan a Venezuela sentar sus bases y consolidar un país potencia.

rnv/

COMPARTIR