El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, en su condición de presidente del Consejo Moral Republicano, emitió un comunicado este miércoles donde rechaza contundentemente la intervención extranjera en asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela.

William Saab, rechazó la campaña de desprestigio contra el país promovida por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien pretendió activar la Carta Democrática como vía para propiciar una situación de caos y lograr las condiciones para una intervención foránea.

“Como presidente del Consejo Moral Republicano rechazamos el ataque a nuestra soberanía que se viene desarrollando desde el seno de la OEA, y especialmente condenamos la campaña emprendida por el señor Luis Almagro, con la cual se pretende presionar e intervenir en los asuntos internos de nuestro país y generar una situación de crisis e incluso alentar una intervención militar y violenta en nuestra tierra”, afirmó.

El alto funcionario recordó que la historia de nuestro continente (América del Sur), está colmada de como el poder imperial ha hecho usos de sus medios de persuasión, de su poder económico, de su capacidad de extorsión para imponer sus designios.

“La OEA ha sido un tibio acompañante de los pueblos y un servil escenario para los agresores. La campaña orquestada por el Secretario General de esta organización que cumple un año de intromisión en nuestra vida política y de agresión hacia las instituciones venezolanas nos retrotrae a los días más tristes de la historia de esta región”.

Indicó que Jacobo Arbens, Salvador Allende, Jean Beltran Aristide,  Dilma Rousseff, Fernando Lugo, Manuel Zelaya, son algunos de los presidentes defenestrados por el poder imperial ante la mirada inerte del organismo que hoy pretende asestar un golpe a Venezuela.

Indicó que la sentencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia evalúa apropiadamente elementos que ponen en riesgo la soberanía del país, que deben ser considerados porque no contribuyen a la paz de la nación.

“Es por ello que fue pertinente la anulación del máximo tribunal del insólito acto celebrado por la Asamblea Nacional (en desacato), que aprueba la aplicación de la Carta Democrática contra Venezuela“.

Este martes, el Gobierno venezolano frenó la maniobra de Almagro para activar la Carta Democrática. Se trata de la segunda derrota que sufre Almagro en menos de un año en su afán por abrir el camino a la intervención de Venezuela. El primer revés lo sufrió en junio de 2016, cuando se pretendió debatir sin aval otro informe sobre los asuntos internos del país.

RM/MV

COMPARTIR