El director del hospital Luis Razetti de Barinas, Dr. Arquímedes Colmenares, señaló que las autoridades de salud, de manera conjunta con el vértice Salud de la Gran Misión Abastecimiento Soberano –Gmas- se mantienen desplegadas en todas las áreas del centro asistencial, a fin de contrarrestar cualquier irregularidad.

Colmenares indicó que la contraloría social se mantiene en el centro asistencial, tras el hallazgo de insumos médicos y material médico quirúrgico en los locker del área de enfermería, lo que arrojó la detención de tres enfermeros.

En ese sentido, señaló que el plan de supervisión se mantendrá, pese a las amenazas de paro de los gremios de enfermeros, apoyados por dirigentes de la oposición.

“Las investigaciones  y requisas  continuarán por parte de los organismos  competentes, de verse afectada cualquier área del hospital por protestas denunciaremos  el caso ante la fiscalía, ya que por encima de todo está la vida de los pacientes”, dijo.

REPARACIONES

El director del Razetti señaló que un grupo de técnicos se mantienen trabajando en la reparación de los ascensores, los cuales presentan fallas en las tarjetas electrónicas.

Colmenares garantizó que en las próximas horas el sistema de elevadores estará nuevamente disponible y, entre tanto, funcionarios de Protección Civil se mantienen

Destacó que, aparte de los ascensores, el poder popular ejecutará un trabajo de mantenimiento integral en distintas áreas del hospital, por instrucciones del gobernador bolivariano, Adán Chávez. P/GB

COMPARTIR