Perú declaró el estado de emergencia en 23 provincias el pasado domingo debido a los daños causados por las lluvias que provocaron al menos 7 muertos.

Los decretos gubernamentales afirman que debido a los desbordes de ríos, derrumbes e inundaciones, las viviendas y locales públicos han colapsado o quedado inhabitables, y tramos de carreteras, caminos y puentes están destruidos o afectados en nueve provincias.

Las lluvias y el deslizamiento de tierra, denominados “huaicos” en el país suramericano, hasta el momento han dejado ya siete muertos y cerca de 1500 damnificados y afectados, y han obligado a cortar importantes vías en todo el país, como la Panamericana Sur o la carretera central.

 RM/

COMPARTIR