Marlon Linares, director de Protección Civil en el estado Barinas, informó que la Mesa de Gobierno y Protección Civil, mantienen la vigilancia permanente en las zonas de alto riesgo o susceptibles a desbordamientos del río Santo Domingo.

Linares, indicó que las aguas han bajado su nivel y las familias afectadas han retomado poco a poco sus actividades, “pero la supervisión constante en las parroquias Santa Inés, Santa Lucía, Torunos, Punta Gorda y la parte baja de la ciudad se mantiene, tanto en la parte de prevención como de infraestructura”.

Igualmente, a través de los pilares educación, cultura, deporte, salud e infraestructura, se atienden las familias de las zonas de riesgo en todo el estado. “Esta labor se hace con el acompañamiento del poder popular y el punto y circulo de cada sector, además contamos con el apoyo de los consejos comunales para notificar de inmediato cualquier amenaza”.

El director de PC aseguró que se realiza un trabajo de evaluación por parte de los organismos competentes en las zonas donde las aguas pudieran afectar a las comunidades y se toman las medidas del caso.

De acuerdo a los informes meteorológicos, el invierno estará presente durante lo que resta del mes de junio y todo el mes de julio, por lo que el trabajo de evaluación en las comunidades está en marcha. PGB

COMPARTIR