Instalada la mesa de diálogo entre el Gobierno Bolivariano y la oposición, el intelectual y escritor venezolano Luis Britto García sostiene que uno de los puntos más importantes en el debate debe ser la preservación de los derechos sociales y económicos de la población venezolana.

Para el académico es importante que en el diálogo se mantengan las premisas del Ejecutivo nacional de protección al pueblo y de “los derechos sociales que, de acuerdo a la Constitución, son irreversibles”.

“Eso estaría entre las cosas que no deberían ser negociables. El Gobierno debe salvaguardar todos los logros sociales del bolivarianismo y eso implica no acceder a las medidas neoliberales que está planteando la oposición”, manifestó en entrevista para la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Señaló que la política siempre debe estar abierta al diálogo y, en ese sentido, señaló que ambas partes deben enseriar el debate y no discutir sobre cosas sustanciales e insultos.

“Un insulto no aporta nada al diálogo, lo empobrece. Yo creo que ambas partes deben tratar en sus comunicaciones cuestiones sustantivas, reales, efectivas, y no de descalificación del adversario”, llamó.

Indicó que pese a haber asistido al encuentro, la oposición venezolana demostró que está dividida por las contradicciones de distintos líderes políticos.

“La oposición está profundamente dividida. El único tema de agenda coincide en derrocar al presidente Maduro, terminar al bolivarianismo e imponer una agenda neoliberal”, alertó.

Aun así, considera que el diálogo se debe intensificar y dejar algunos acuerdos que parte de la población espera, siempre y cuando “no viole los derechos de los venezolanos y la soberanía del país”.

Abogó por continuar con el diálogo antes que cualquier posición extrema. “La política siempre debe estar abierta a la vía del diálogo. Cuando no hay diálogo es porque hay guerra”, señaló.

AVN

COMPARTIR