Un llamado a transformar los sistemas alimentarios y la nutrición realizó hoy aquí en su jornada inaugural el 43 Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA).

 

En la inauguración del encuentro, la presidenta del CSA, la sudanesa Amira Gornass, destacó la necesidad de un construir un sistema sostenible que garantice la seguridad alimentaria y de nutrición, tal como establece la agenda de la Asamblea General de la ONU para el 2030.

El hambre, la carencia de nutrientes y la obesidad son formas de malnutrición que sufren más de la mitad de la población mundial, expresó por su parte el director general de la FAO, José Graziano da Silva, al intervenir en la jornada de apertura del CSA.

Ante unos mil 400 representantes -cifra récord de participación- de todos los organismos de la ONU vinculados al tema, Da Silva valoró que si ‘los sistemas alimentarios fracasan de forma patente en ofrecer una alimentación sana a la gente, si ellos son el problema’, corresponde a este comité buscar soluciones.

Eliminar la pobreza extrema, el hambre y todas las formas de malnutrición para 2030 demandará de una gran alianza de todos, valoró Da Silva y explicó que ello debe lograrse en un contexto cada vez más adverso, con crecimiento demográfico, recursos menguantes, además de las adversidades del cambio climático.

Mientras, la directora Ejecutiva Adjunta del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Elizabeth Rasmusson, convocó igualmente a un mayor esfuerzo para lograr sistemas alimentarios más duraderos capaces de soportar los fenómenos meteorológicos extremos y las inclemencias climáticas futuras.

De igual modo, el presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), Kanayo F. Nwanze, llamó a trabajar juntos, más y mejor para transformar las zonas rurales y que los tres mil millones de personas que viven ellas sean capaces de adaptarse al cambio climático y puedan proveerse de alimentos nutritivos y abundantes.

El CSA, el cual sesiona hasta el viernes próximo en la sede de FAO en esta capital, es el más importante foro global para trazar políticas e interactuar a favor de la cooperación internacional e intergubernamental de manera inclusiva.

Cada año, en el mes de octubre, el CSA realiza recomendaciones y orientaciones sustentadas en informaciones del Grupo de Alto Nivel de Seguridad Alimentaria y Nutrición, con el respaldo técnico de la FAO, el PMA y el FIDA y de los representantes del grupo asesor del propio Comité.

Las recomendaciones emanadas del Comité, como órgano rector del sistema de Naciones Unidas para los debates sobre la seguridad alimentaria y la nutrición, son atendidas por la Asamblea General de ese organismo internacional a través de su Consejo Económico y Social y de la Conferencia de la FAO.

mgt/smp

COMPARTIR