La oposición venezolana y específicamente la Mesa de la Unidad Democrático continúa con desatinos y la malabarismos políticos que la alejan del ejercicio serio parlamentario serio y sesudo acorde con los tiempos que vive el País. Esta semana inició con el Acuerdo de Abandono del Cargo del Presidente Maduro, aprobado el lunes 09 de enero de 2017 por la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional (AN).

El mentado acuerdo ha fraccionado a la MUD más de lo que estaba, los cuatro partidos “élites” de la coalición opositora siguen su transitar errático y prepotente. Ante la incapacidad manifiesta de lograr un referendo revocatorio y llevar adelante un diálogo con metas sensatas, ahora abrazan la tesis violenta y cortoplacista de Voluntad Popular. La misma que acabó con la vida de decenas de venezolanos y que llevó a Leopoldo López y varios efectivos de GNB a la cárcel.

Como era de esperarse, muchos partidos y dirigentes opositores ,aún cuando votaron a favor, se desmarcan del despropósito político de la AN.

El hasta hace poco tan celebrado Ramos Allup ahora se encuentra en la picota pues muchos lo señalan de crear falsas expectativas en la población, contribuir con su verborrea vacía al desencanto de la militancia y la desmovilización de los activistas.

En pasillos de la propia Asamblea se escuchan críticas y reproches a la figura del presidente saliente del parlamento. Se le recuerdan el barranco por el que metió a la oposición en 2005 al liderar la iniciativa de no participar en las elecciones parlamentarias. Algunos más ácidos ven el pavoneo de Ramos Allup la razón por la que nunca salió del parlamento ni fue considerado para ningún cargo de elección popular durante la cuarta república.

Por su parte, Borges es una suerte de Alfaro Ucero de la política del presente. Desangelado con muy poco carisma pero un hombre que sabe moverse tras bastidores. Sin embargo, el aplastante fracaso de la MUD tiene su sello y eso explica la desesperada medida con la que inicia su írrita presidencia de un una Asamblea Nacional en desacato.

Desde todos los sectores se han encendido las alarmas ante el despropósito que significa la declaratorio de abandono del cargo del presidente Maduro por parte de la AN. Algunos voceros se plantan valientemente en contra, otros más acomodaticios se limitan a señalar la inviabilidad legal del mismo; mientras otros destacan la carga simbólica de la declaratoria.

A continuación mostramos una recopilación realizada por Globovisión de las posturas de algunos importantes dirigentes, periodistas y analista sobre el tema que nos ocupa:

Sin pies ni cabeza

Henry Falcón, gobernador del estado Lara y líder del partido Avanzada Progresista, fue el primero en hacer pública su postura en contra del acuerdo parlamentario.

A su juicio el abandono presidencial declarado por la AN “no tiene pies ni cabeza”, porque no resuelve el problema que atraviesa el país y además se convertirá en otra frustración más como lo fue en su momento el referendo revocatorio.

“Esta declaratoria de abandono de cargo no tiene ni pie ni cabeza porque es un salto al vacío y a la postre se va a convertir en una gran frustración”, declaró Falcón, quién agregó que es engañoso decir que en treinta días habrá elecciones luego de haberse declarado el abandono del cargo del presidente.

También recalcó que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no discutió la aprobación de este acuerdo con todos los partidos de la oposición.

image-1

“Es obvio que el Gobierno enfrenta riesgos frente al deterioro económico del país, pero eso no es suficiente para proyectar cambios espontáneos”, escribió a través de su cuenta de Twitter.

Desde su punto de vista, Maduro no busca protegerse frente a su salida sino reforzar su núcleo cercano al nombrar nuevo gabinete ministerial. “Es muy fácil aplaudir a quienes proyectan ligeramente lo que tu deseas. Pero es más inteligente evaluar la realidad y actuar en consecuencia”, sentenció.

Interpretación forzada

“La declaratoria de abandono de cargo, es una interpretación forzada de la Constitución, que contribuye a agravar el debilitamiento de la institucionalidad democrática en nuestro país”, así lo señaló esta semana un comunicado del Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea).

La ONG expresó por esta vía que la posible declaratoria de abandono del cargo del presidente Maduro agravará la situación institucional del país.

“Históricamente Provea ha rechazado las salidas políticas al margen de la Constitución y las leyes, independientemente del sector que las promueva”, agregó este comunicado, donde además se indicó que la recuperación del hilo constitucional debe empezar con la convocatoria de las elecciones regionales.

Sin asidero constitucional

El periodista Vladimir Villegas también expresó su desacuerdo con el Acuerdo de abandono del cargo presidencial. En su opinión esta declaratoria “carece de asidero constitucional” y le agrega “un elemento innecesario de conflictividad a la ya agria situación política del país”.

Afirmó que la MUD debería tomar decisiones sobre la base de la más amplia consulta y debatir en frío estas decisiones por las consecuencias que pueden traer.

“¿Qué consecuencias puede traer la declaratoria de abandono del cargo? ¿Es cierto que el presidente está fuera de la presidencia de la República? ¿Es cierto que vamos a tener elecciones dentro de 30 días para elegir a un nuevo presidente? Si no es así, si fue una decisión adoptada por mera formalidad, para salir del paso, ¿para qué se toma esa decisión?”, expresó en su programa Vladimir a la 1.

Mantener la credibilidad

Para el periodista Mario Villegas, hermano de Ernesto y Vladimir Villegas, decir que va a haber elecciones en 30 días luego de haber aprobado este acuerdo “es una oferta absoluta y totalmente engañosa”.

Aconsejó a los dirigentes opositores estar apegados a la Constitución y a las leyes, para mantener la credibilidad.

“¿Cómo le explicamos nosotros a la comunidad internacional que el presidente Maduro abandonó el cargo cuando justamente lo que estamos padeciendo son los rigores de ese ejercicio abusivo del poder?”, subrayó.

Acción política

La declaración del abandono del cargo por parte del presidente Maduro “es una acción más política que de efecto jurídico”.

Así lo sostuvo Cecilia Sosa, ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia , quien indicó que en el contenido de la declaración no existe un llamado al poder electoral para convocar a comicios presidenciales.

DF/GV/

COMPARTIR