Un período prolongado de precios bajos no es bueno para nadie, ni para consumidores ni para productores, por lo que es fundamental la incorporación de todos para buscar el equilibrio del mercado, manifestó Mohammad Sanusi Barkindo, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

“La estabilidad del mercado y el desarrollo sostenible de la energía van mano a mano con el diálogo abierto y orientado a la acción de cooperación para desarrollar soluciones inclusivas”, indicó Barkindo, según un trabajo colgado en el portal de la organización.

De los informes de la organización Barkindo extrajo que el mayor impacto en el incremento de la oferta proviene de los productores no miembros de la organización, que elevaron la extracción entre 2008 y 2015 en 7,9 millones de barriles por día. Mientras que los integrantes de la OPEP aumentaron el bombeo en 1,5 millones de barriles en el mismo período.

Los bajos precios del petróleo son una preocupación para los productores de hoy y da lugar a situaciones que son motivo de preocupación para los consumidores de mañana. Y los altos precios del petróleo son una preocupación para los consumidores de hoy y dan lugar a situaciones que son una preocupación para los productores mañana, reflexionó el secretario general de la OPEP.

Un aumento similar de la oferta fuera del grupo también se produjo durante el período entre 1977 a 1984, cuando la oferta fuera de la organización aumentó en más de 11 millones de barriles por día, recordó el secretario general de la OPEP.

Para revertir la reducción de las inversiones del último año y revitalizar la producción, es vital alcanzar un equilibrio en el mercado de manera que sea “una estabilidad sostenible”. “De esta manera la industria puede disponer de los recursos necesarios sostener el futuro energético”, apuntó el nigeriano Barkindo.

Explicó que la industria petrolera se caracteriza por ser intensiva en la utilización del capital, por eso es tan importante tener en cuenta la relación entre el costo marginal, el precio y las inversiones. “Por eso la estabilidad es vital”, acentuó.

EL PESO DE INVENTARIOS

Barkindo aseguró que ante el incremento de los inventarios de crudo en el mundo, el retorno al equilibrio no se logrará de inmediato, sino que es necesario un tiempo prudencial para igualar la oferta y la demanda.

Sostuvo que la acumulación de inventarios de petróleo viene desde mediados de 2014 y por eso el mercado requiere restablecer el equilibrio. La diferencia con el promedio de cinco años en términos de las reservas comerciales totales de los países miembros de a Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se mantuvo muy alta, en alrededor de 240 millones de barriles a finales de agosto, aseveró.

Esta acumulación de inventarios no es solo en los miembros de la OCDE, sino que en los países fuera de la organización las reservas estratégicas de petróleo están cerca de 2.250 millones de barriles, alentados por menores precios del crudo.

También mencionó factores que inciden en el mercado petrolero, como las inciertas perspectivas de la economía mundial, la especulación excesiva y el papel de los mercados financieros, el impacto de la geopolítica, avances en la tecnología y su impacto en la exploración y producción, y las preocupaciones ambientales y de desarrollo sostenible.

“Quiero subrayar que la OPEP ha sido un proveedor confiable de petróleo y un socio fiable en una amplia comunidad de interesados y seguirá siendo en el futuro. Estamos comprometidos a ofrecer petróleo de manera sostenida”, concluyó Barkindo.

ML/ CO
COMPARTIR