La Organización de las Naciones Unidas (ONU) exhortó hoy a eliminar subsidios y otras ayudas a la producción y el empleo de combustibles fósiles para acelerar la transición hacia una economía baja en carbono.

‘Lo que hagamos hoy determinará los impactos del cambio climático en los próximos años’, señaló el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien subrayó la responsabilidad de los gobiernos y la iniciativa privada.

El político instó a ‘poner techo a las emisiones antes de 2020 y mantener la temperatura global por debajo de los dos grados a finales de siglo y, si es posible, no más allá de 1,5 grados’.

El mundo está en ‘una situación de esperanza’, gracias a uno de los pactos más ambiciosos adoptados en la historia de Naciones Unidas, estimó el funcionario al inaugurar aquí la primera Conferencia de las Partes del Acuerdo de París, suscrito en la capital francesa en 2015.

No sólo es necesario abandonar la ayuda en materia de combustibles fósiles, los estados deberían aumentar sus contribuciones para aminorar las emisiones de efecto invernadero en 2018, dos años antes de que éstas empiecen a funcionar de manera efectiva, en 2020, solicitó el representante de ONU.

A juicio de Ban, es un éxito para el bien común y para el planeta que el Acuerdo de París haya entrado en vigor antes de un año y cuente hasta ahora con 110 ratificaciones de estados que suman casi el 80 por ciento de las emisiones.

‘Naciones Unidas es el marco para implementar este acuerdo, ayudar a los países a transitar hacia una economía baja en carbono y hablarles de las oportunidades que este cambio de modelo de desarrollo ofrece, y ofrecerles el mejor conocimiento científico disponible sobre cambio climático’, evaluó.

mfb/mjm

COMPARTIR