La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el zika dejó de ser una emergencia sanitaria a nivel mundial, sin embargo, dijo que seguirá siendo un desafío para la salud pública mundial.

El virus que alcanzó el grado de epidemia en 74 países, fue descartado como amenaza mundial, así lo informó el presidente del Comité de Emergencias de la OMS, David Heymann, en Ginebra, Suiza.

El virus del zika fue declarado en febrero pasado como emergencia sanitaria mundial, debido a los casos de nacimientos de bebés con microcefalia por madres infectadas, así como casos de síndrome de Guillain-Barré, enfermedad que ocasiona que el sistema inmunitario de una persona dañe las neuronas y causa debilidad muscular y a veces parálisis.

“El Comité de Emergencias opinó que el virus del zika y las consecuencias asociadas a éste siguen siendo un reto de salud pública significativo a largo plazo que requiere de una actuación intensa, pero que ya no representa una ESPII según la definición establecida en el RSI”, informó la OMS a través de su página de internet.

La organización recomendó a los países afectados destinar un presupuesto para que las investigaciones médicas sobre el virus sean permanentes y, a largo plazo, para identificar las consecuencias en los pacientes infectados.

“Todavía deben comprenderse muchos aspectos de esta enfermedad y las consecuencias asociadas, pero esto puede lograrse mejor mediante la investigación sostenida”, sugirió.

Los especialistas recibieron informes actualizados sobre las últimas novedades del virus, así como su extensión geográfica, los nacimientos de niños con microcefalia y casos de síndrome de Guillain-Barré.

De acuerdo con el comunicado, en la Quinta Reunión del Comité de Emergencia se abordó la discusión sobre la transmisión sexual del virus zika, debido a que se puede encontrar  en la sangre, la orina, el líquido amniótico, el semen, la saliva y el líquido que baña el encéfalo y la médula espinal.

Según el reporte epidemiológico de la Secretaría de Salud (Ssa) hay seis mil 474 casos de infectados, y tres mil 363 mujeres embarazadas infectadas de 2015 a 2016. Agencias

 

COMPARTIR