La directora Nacional de Atención a Familiares de los reos, del Ministerio de Asuntos Penitenciarios, Liana Reyes declaró que “No hay ninguna intervención por parte de funcionarios del Ministerio en la PGV”, reseña una nota firmada por el periodista Erick González y publicada en la web del diario 2001.

La funcionaria hizo la aclaratoria luego de diversas denuncias por parte de los familires de los privados de libertad en la Penitenciaría General de Venezuela, ubicada en San Juan de Los Morros.

Como hemos informado desde DeFrente.Info, las redes sociales se han colmado de videos que  denuncian diversas situaciones que presuntamente están ocurriendo en el interior del mencionado penal.

Al respecto, Reyes manifestó que 411 reos fueron rescatados de la cárcel debido a las mutilaciones y amenazas hechas por Franklin Hernández, alias “La Guaira”, ahora mejor conocido como Franklin Masacre, pran del recinto carcelario.

Por su parte la directora nacional de Registro y Control Penal  denunció que “Ellos sí cobran vacunas por la liberación de los presos”, en alusión al pran y su secuaces.  Indicó que el pago de las vacunas para las liberaciones es dividido, dependiendo del crimen que el reo haya cometido:“150 mil bolívares cobran para delitos menores como robo y hurto; mientras para crímenes más violentos o relacionados con las drogas, piden más de Bs. 4 millones”.

Sostuvo que la cárcel es controlada por los pranes y son ellos los que tienen congelados los trasladados de los demás reos a otras prisiones, donde el “plan cayapa” ha sido aplicado. “Las visitas de los familiares están restringidas debido a que hace dos semanas tres funcionarios de la cárcel fueron asesinados por órdenes del “pranato” del lugar. Además, tienen una lista de sus próximas víctimas”, sostuvo Reyes, quien el martes en la tarde se reunió con familiares de los condenados para dialogar sobre la protesta que se genera afuera del Ministerio.

 

COMPARTIR