Un estudiante de 16 años y un representante del Instituto Cecilio Acosta de Propatria (DC), murieron al quedar atrapados entre los escombros de una pared que se desplomó la tarde del lunes.

El adolescente, Lino Daniel Beratti, acababa de salir de clases. Cursaba cuarto año de diversificado, mención Ciencias.

A las 5:40 pm se detuvo en una quincalla junto a otros compañeros. La estructura cedió de imprevisto. El muchacho, antes de recibir el impacto en la cabeza, logró empujar a una amiga para salvarla.

Los escombros afectaron a cuatro personas más, entre ellos a un señor llamado Héctor Rodríguez, representante de un estudiante, quien falleció la mañana de ayer en un centro asistencial.

Beratti murió de manera instantánea. Una coordinadora del instituto, junto a varios alumnos y otros presentes socorrieron a los heridos. La más grave fue la muchacha que el adolescente empujó.

Más de 20 minutos después del hecho llegaron los familiares de Beratti. Lo trasladaron a la clínica Vista Alegre pese a que ya había fallecido.

Exigencias. Padres y representantes del Cecilio Acosta protestaron ayer por las dos muertes.

Yohevett Eljonis, representante, denunció que antes del inicio de clases solicitaron a la directiva del plantel que hicieran reuniones por problemas con la infraestructura. Nunca recibieron respuestas, alegó.

Otra madre, Elizabeth Rodríguez, mencionó que no permitirán que se retomen las clases hasta que las autoridades respectivas revisen las instalaciones y demuestren que son seguras para albergar a los más de 2.800 alumnos entre preescolar, primaria y secundaria.

COMPARTIR