Francisco “Morochito” Rodríguez, boxeador que se convirtió en el primer medallista de oro venezolano en los Juegos Olímpicos de México 1968, enfrenta una de las peleas más fuertes de su vida tras sufrir un accidente cerebro vascular (ACV) que obligó a sus familiares a recluirlo en el Centro Médico Loira, en la urbanización El Paraíso, Caracas.

El nacido en Cumaná, estado Sucre, hace 71 años, tiene nueve días en el centro de salud y, según su esposa, Sabina Blondell, todo el panorama mejoró en cuanto al estado de salud de la gloria e ídolo eterno del boxeo venezolano.

“Está mucho mejor”, afirmó Blondell vía telefónica. “’Morochito’ pudo caminar, comer y hablar con claridad. Estamos muy contentos por eso y esperamos que nos den el alta médica pronto”.

Blondell confirmó que faltan algunos detalles para lograr el alta. “Le hicieron una encefalografía (radiografía en el cerebro) y los doctores están esperando esos resultados para darnos el alta”.

Durante su permanencia en la clínica, Rodríguez ha tenido la compañía de su esposa, familiares más cercanos, amigos e incluso miembros de Mindeporte quienes han estado pendientes del medallista de oro criollo.

RM/

COMPARTIR