Hace algunos meses, estatuas de Donald Trump al desnudo invadieron las calles de algunas ciudades de Estados Unidos (Nueva York, Los Ángeles, Miami), las cuales fueron objeto de burla e incluso robos.

Sin embargo, ahora tocó el turno para la candidata demócrata Hillary Clinton, ya que hoy por la mañana apareció una estatua de ella, desnuda, frente a un museo de Nueva York.

La estatua fue colocada frente a la estación del metro Bowling Green, que se encuentra al sur de la isla de Manhattan, muy cerca de Wall Street y frente al Museo Nacional de Indios Americanos, por lo que es una zona muy concurrida.

Mientras muchos lo tomaron con humor y otros la ignoraron, una mujer llamada Nancy -trabajadora del museo- decidió tirar la estatua, ya que la consideraba ofensiva.

Desafortunadamente el autor de la obra, Anthony Scioli, se encontraba en el lugar, lo que desató una pelea entre ambos y algunas otras personas, según reporta el New York Daily News.

Esto es obsceno. Poner esto frente a mi lugar de trabajo, yo no debería ver esto’, grita Nancy al hombre en un video del Daily News.

Scioli intentó colocar de pie la estatua varias veces, aunque la mujer continuó tirándola e incluso en un momento se sentó sobre ella.

Algunas personas que pasaban por la zona mostraron su apoyo a la mujer, mientras que otros señalaron que no podía destruir algo que no era suyo y que debería promover la libertad de expresión.

La estatua que muestra a Hillary Clinton con patas de cabra, totalmente desnuda con un saco verde abierto, mientras que un banquero de Wall Street besa su pecho, fue retirada del lugar por la policía y la unidad antiterrorismo, ya que Scioli no contaba con los permisos necesarios para colocarla en la calle.

COMPARTIR