Otra manifestación antitaurina de la capital colombiana, capaz de reunir a miles de manifestantes, encuentra nuevamente hoy amplio destaque en los medios informativos nacionales, que se refieren al carácter pacífico de esta demostración.

 

Unos tres mil 200 policías capitalinos y miembros de las fuerzas especiales antimotines vigilaron esta vez el plantón con cuatro anillos de seguridad en los alrededores de la Plaza Santamaría, en la conocida zona internacional de Bogotá.

Los participantes en la corrida llegaron poco a poco al área de la manifestación, más bien camuflados para así evitar agresiones al entrar al ruedo, utilizando lugares por donde había menos gente concentrada, lo que le facilitó evitar roces y abucheos.

Mientras tanto, los antitaurinos gritaban a unísono en las afueras de la plaza de toros, en el área de la Carrera Séptima ÂíNo más Olé!, en rechazo al regreso de la temporada taurina en la capiotal desde el domingo de la semana anterior.

Hoy estaremos acá pacíficamente, pues no estamos de acuerdo con estos espectáculos y ya es hora de que esto se acabe, dijo un opositor a la tauromaquia en declaraciones a medios informativos.

Entre los manifestantes contra el reinicio de las corridas estuvo presente el exalcalde del Distrito Capital, Gustavo Petro, quien aceptó en 2012 la solicitud de organizaciones protectoras de animales para suspender la fiesta brava.

Por una apelación ante el Consejo de Estado, las corridas fueron ahora autorizadas nuevamente, tras haber sido cerrada la plaza Santamaría en el 2014 para una restauración capital.

La semana que termina concluyó con un pronunciamiento del gobierno colombiano, en el que presentará un proyecto de ley al Congreso Nacional, con el apoyo de varios legisladores, para suspender definitivamente la actividad taurina en la capital.

Otros recursos contrarios a la tauromaquia de organizaciones e individuos que estaban en proceso en la Corte Constitucional, pero fueron parados y ahora apoyaran la propuesta del Ejecutivo.

La actual administración capitalina del Alcalde Enrique Peñaloza dice estar también en contra de las corridas, pero señala que deben garantizarle los derechos de los aficionados a los toros, acatando el pronunciamiento que rehabilitó esa tradición traída de España.

El domingo pasado se reportaron 22 heridos en fuertes disturbios frente a la policía, asi como varios detenidos, lo que se afirma no ocurrió ahora la vispera.

arc/fa

COMPARTIR