El presidente del Metro de Maracaibo, Rafael Colmenárez, deploró el intento de robo a una de las valijas de la empresa, el pasado viernes, cuyas investigaciones comprobaron la participación del operador de la unidad 148.

A través de su cuenta en tuiter, @racolmenarez informó: “Rechazo totalmente la acción delictiva cometidas por esas personas y más aún la afección de un servicio público de beneficio colectivo”.

Las investigaciones del Cicpc revelaron que el operador Keny Gedler Morillo, conductor del metrobús que trasladaba la valija, planeó directamente el asalto y contrató a otros dos sujetos, quienes aparentaron ser trabajadores del Metro de Maracaibo, para cometer el autorrobo.

Resaltó que se trata de un hecho aislado y que “la conducta de ese trabajadores representativa de la gran mayoría de trabajadores (del) Metro, quienes son personas de buen comportamiento ciudadano”.

Finalizó su comunicado, agradeciendo la participación de la comunidad que impidió se materializara el robo de bienes del Metro de Maracaibo, palabras que igualmente hizo extensivas al Cicpc-Zulia por la “solución y esclarecimiento del hecho delictivo en buen tiempo”.

Los hechos. El pasado viernes, alrededor de las 6:00 de la tarde, Gedler Morillo conducía la unidad 148 del bus Metromara. Éste no estaba prestando servicio, pues tenía la encomienda de trasladar la valija de la venta de boletos del antiguo Core-3.

Gedler Morillo iba acompañado de otros dos operadores de la ruta TransGuajira y un miliciano. En la Circunvalación 2, a la altura del sector Cumbres de Maracaibo, el chofer se detuvo para darle la cola a dos sujetos uniformados como trabajadores del Metro.

Sin embargo, luego de que éstos subieran, sacaron una pistola y apuntaron a los presentes. Obligaron al operador a darle una vuelta a la manzana y posteriormente huyeron a pie con la valija, la cual cargaba un aproximado de Bs. 200.000.

Uno de los operadores que viajaban en el autobús decidió perseguirlos, acción que fue apoyado por varios vecinos del sector, quienes sometieron a los dos delincuentes y se los entregaron al Cicpc.

Éstos quedaron identificados como Luigi Aldana y Maklin Barroso, este último se encuentra hospitalizado luego de que la comunidad intentara lincharlo. Keny Gedler Morillo terminó confesando su participación durante las declaraciones ante la policía científica.

FMR/UN/DF

COMPARTIR