Los cuerpos de un pastor evangélico y su esposa aparecieron en plena carretera nacional La Victoria-San Mateo en el estado Aragua. La policía, aunque no descarta hipótesis, se inclina a creer que el motivo del asesinato se deba a la presunción de  los delincuentes de que la pareja los habría denunciado ante las autoridades.

Los asesinos entraron a la casa de la pareja en horas de la madrugada, los sacaron a la calle, los ajusticiaron y dejaron una nota: “Esto le pasa a los pichadores”.

El domingo antepasado el pastor fue víctima de un robo donde le quitaron su moto. Trascendió que el hombre habría puesto una denuncia ante las autoridades en las que señaló al pran de la localidad.

Los occisos respondían en vida a los nombres de  José Aponte (55) y Carmen Jaramillo (52). Es la segunda vez que aparecen cadáveres con notas adjuntas.

COMPARTIR