El astro del fútbol argentino Diego Armando Maradona lamentó hoy el fallecimiento del Líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, al decir que ”la leyenda se nos fue”.

 

‘Fidel me decía siempre que los americanos pueden tener la bomba más fuerte del mundo, pero la guerra de ideas es nuestra’, declaró El Pelusa, quien mantuvo una estrecha amistad con el líder revolucionario.

En declaraciones a la televisora argentina TyC Sports, el campeón del mundo de México-1986 agregó que seguirá ‘amando a Fidel y al Che (Ernesto Guevara) y seguiré amando y yendo a Cuba, no me importa si los americanos (Estados Unidos) me dan o no la visa’.

Maradona comentó en días anteriores haber perdido a quien consideró un segundo padre, al tiempo que dijo, luego de recibir la noticia, que ‘murió el más grande, sin ninguna duda’.

‘El legado que deja es inmenso. Ojalá los políticos del mundo aprendan el cinco por ciento de las palabras y del legado que deja Fidel’, añadió.

Acerca de sus cuatro años de estancia en Cuba, rememoró que ‘Fidel me llamaba a las dos de la mañana para hablar de política, o de deporte, o de lo que se diera en el mudo, y yo estaba dispuesto para hablar. Este es el recuerdo más lindo que me queda’.

También expuso su agradecimiento cuando en sus peores momentos, debido a sus problemas de adicción a las drogas, las clínicas de su país le cerraron las puertas.

‘Fidel me abrió las puertas de Cuba y gracias a Dios hoy estoy pleno, bien, me levanto todos los días, la enfermedad quedó atrás’, aseveró Maradona.

El considerado uno de los mejores futbolistas del mundo, manifestó igualmente su interés por estar en las exequias del Comandante en Jefe.

‘Quiero estar con Raúl (hermano de Fidel y presidente de los consejos de Estado y de Ministros de Cuba), estar con los hijos y con el pueblo cubano, que me dio tanto. Y despedir a Fidel, a mi amigo, al lado’, aseguró.

ymr/amm

COMPARTIR